Silver Workshop

Cerro Alegre, Valparaiso - Chile

  • Aumentar el tamaño de la letra
  • Tamaño de letra predeterminado
  • Reducir el tamaño de la letra

Entrevista TELL Magazine

Correo electrónico Imprimir PDF

articulo"La expectativa de construir, soldar y llegar al final diseñando una joya es maravilloso y todavía me pagan por tener ese placer", comenta convencido Victor Hugo Morales, orfebre antofagastino radicado hace años en Valparaíso, que lleva toda una vida dedicado a este arte y no tranza con quienes prefieren vender productos chinos con el carácter de "artesanías"; su caso es distinto, pues afirma que "poder vivir de lo que creas es muy gratificante".

En Río de Janeiro, Brasil, en los años ochenta, este artista se inició en esta actividad: "fue una época de mucha creatividad, con cantidades de proyectos y una gran motivación, porque se estaba gestando una de mis más bellas creaciones: mi hijo. Cada forma que me inspiraba y emocionaba, la convertía en piezas de orfebrería. Comencé a trabajar con alpaca y gemas semipreciosas, pero ese metal desvalorizaba la obra y eso me motivó a cambiar de material a la plata. El proceso es increíble, desde que la fundo, veo su incandescencia. los colores maravillosos, que luego convierto en láminas para crear lo que tengo en mente. Tal como decía Leonardo da Vinci, "observa la naturaleza y verás que ella es la mayor escultura del universo"; a mí nadie me enseño el oficio, lo aprendí solo, poco a poco, observando y sintiendo".

Sus inicios en la orfebrería fueron en Río de Janeiro, donde este chileno se encantó con la magia de la plata y las gemas preciosas. Hoy es de los pocos artesanos que siguen cultivando esta actividad tal como antaño, diseñando hermosos anillos, aros, collares, pulseras y más desde su taller en el Cerro Concepción de Valparaíso

La rutina de Victor Hugo Morales parte a las 8:30 AM: "pongo música, luego pedaleo en una bicicleta que no va a ningún lugar, desayuno, abro el taller —ubicado en pasaje Templeman Nº8, Cerro Concepción (ahora en Lautaro Rosas 449A del Cerro Alegre), Valparaíso— y comienzo a trabajar, produciendo y atendiendo público. Después de almuerzo, con mi ayudante Myriam, tomamos el sol en el Paseo Gervasoni, leemos, miramos el mar, regresamos y continuamos trabajando hasta las 19:00 o 20:00 horas".

¿Con qué materiales trabaja?
Con plata granulada, que después fundo, la compro en Santiago a ENAMI. También utilizo piedras y gemas de Brasil, como amatistas, granates, ágatas, crisoprasios, aguas marinas, ónix negro, ojo de tigre, turmalinas, etc. De Argentina tengo la rodocrosita de Italia, el coral rojo de Rusia, el Ámbar de EE.UU y México, la turquesa y, de Chile, el lapislázuli, la crisocola y la piedra cruz. Con esto confecciono anillos, aros, collares, pulseras y brazaletes y cada uno tiene un diseño con un nombre, por ejemplo "Caminos", "el ojo de Lapislázuli", "Ellos", "Embriones", etc. Cada obra es un poema, es un acto de amor y con ella va una historia.

Más de cincuenta países

Victor ha participado en varias exposiciones en Brasil, en la Universidad Santa Úrsula, Feriarte de Ipanema, la Universidad de Brasilia y el Hall del Metro de Río de Janeiro; en Marche de la Creation Lyon, Francia; en Fiera de Vieste, Italia; en eventos de la Agrupación Artística y Cultural de Ñuñoa en Santiago y en el Museo Municipal de Bellas Artes; Palacio Baburizza, Valparaíso, entre otras.

El paso a paso de su trabajo es lento, a veces tarda seis horas en hacer un par de aros: "primero fundo el metal en el crisol, generalmente 100 gramos de plata pura y le agrego 5% de cobre, y una vez hecho el lingote, lo paso en el laminador manual que estira los metales. Hago una lámina del espesor que necesito y luego confecciono el alambre, lo paso en una trefiladora o hilera, paa darle el diámetro que necesito. Con el material preparado, inicio el proceso de fabricar un par de aros. Dibujo en la lámina de metal el modelo, que diseñé en papel antes, donde pondré dos lapislázulis, lo recorto, hago las cajitas donde irán las piedras, las sueldo en la lámina y continúo soldando poco a poco los pedazos de plata que necesito para completar el diseño. Terminado el proceso, llevo las piezas al ácido sulfúrico, para retirar los óxidos, luego van al agua, se secan y se inicia la fase de limado y lijado. Con una pasta especial se pulen todas las partes de los aros y, con otra, se les da brillo. Finalmente se coloca la gema".

¿En cuanto a belleza o valor podría clasificarlas?
El valo lo clasifico por el tiempo que empleo en confeccionarla, la originalidad, el costo del material (en el caso de las gemas, cantidad, calidad y rareza), no pasa más de $150.000.

Victor Hugo MoralesUn precio muy razonable; a propósito ¿como es su relación con las turistas, qué les llama más la atención, qué compran más?
Muy buena, especialmente con los extranjeros. Les llama la atención mi taller de trabajo, las máquinas, lo original del lugar, algunos diseños míos. Compran más obras en lapislázuli. El público es muy diverso, me han comprado personas de más de cincuenta países.

¿Qué piensa de las joyas de fantasía y la enorme oferta de accesorios de plástico?
Las joyas de fantasía son copias de los creadores y quienes las venden, a veces ganan más dinero que nosotros. Y la oferta de plástico es positiva para los que no pueden pagar por una obra hecha a mano con materiales nobles.

¿No le perjudica?
No. Los que compran plástico no compran lo mío, tienen otros gustos. Lo que sí me perjudica son las imitaciones de gemas y piedras. Es terrible, condenable, engañoso y fraudulento y la falta de conocimiento de las personas de la gemología.

Hoy muchos artesanos ya no venden joyas hechas por ellos, sino productos importados, ¿que opina?
Cada uno vive como puede, yo no soy la persona adecuada para cuestionarlos. Pero sí condeno a quienes se hacen pasar por artesanos y, además no pagan impuestos como nosotros.

Pero, ¿cuántos colegas suyos continúan en este oficio?, ¿se han agrupado de alguna manera para luchar por preservarlo?
Aquí en Valparaíso, unos tres. En Viña del Mar me parece que hay más. No nos agrupamos porque no nos conocemos, nuestro trabajo es muy solitario y no hay tiempo para eso.

Última actualización el Domingo 19 de Agosto de 2012 00:38  

Lautaro Rosas 449A

Cerro Alegre
Valparaiso, Chile

(56-32) 222 2963